SÉSAMO




Si, habéis leído bien, el sésamo es una semilla oleaginosa cargada de nutrientes que nos ayudan a mantenernos sanos. Entre todos estos nutrientes de los que os voy a hablar hoy, está el zinc. El zinc es un mineral esencial directamente relacionado con la potencia sexual masculina, tanto que su déficit puede conducir a la impotencia, pérdida del vello facial (la barba) y pérdida de masa muscular, entre otras cosas.


El sésamo además de contener zinc, nos aporta vitamina E, un potente antioxidante que nos ayuda a conservar la piel, las uñas, los huesos y el cabello fuertes y nutridos.

El sésamo contiene además metionina, aminoácido esencial, que nos aporta proteínas, lecitina y ácidos grasos insaturados que nos ayudan a regular el tránsito intestinal, hierro y calcio.


Por todo ello incluir sésamo en nuestra dieta no solo previene a los hombres de la infertilidad, sino que ayuda a las mujeres embarazadas y en periodo menopáusico, a evitar la descalcificación, además es un estupendo lubricante interior, nos mantiene hidratados y nos ayuda a regular los niveles de colesterol en sangre.

Se puede consumir, tanto en semillas como su aceite.





Propiedades y usos del sésamo


Mucho utilizamos en nuestras recetas las semillas de sésamo o ajonjolí (en sus diferentes modalidades), esto demuestra que ofrecen un delicioso sabor, pero además, cabe recordar que son una interesante fuente nutritiva.

El sésamo es originario de África y de la India, y ya se utilizaba para espesar y dar sabor a los alimentos. Actualmente se consumen en las cocinas de casi todo el mundo. Sus semillas oleaginosas son saludables ya que aportan grasas insaturadas. También aportan lecitina, más que la soja, por lo que son muy adecuadas para regular los niveles de colesterol.

Este diminuto tesoro alimenticio aporta además hierro, proteínas, calcio, zinc y también fibra, así que estimula la digestión, aumenta la inmunidad natural y es un estupendo reconstituyente.

La forma más fácil de encontrar el sésamo es en las mencionadas semillas, pero con ellas se hacen cantidad de aderezos que ensalzan nuestros platos, en primer lugar y aprovechando su buena grasa, el aceite de sésamo, que se obtiene tras su prensado en frío. Insustituible en ensaladas y otras elaboraciones, preferiblemente en crudo para aprovechar todas sus características.




También encontramos el gomasio, donde las semillas están trituradas con sal.


El Zatar (zahtar) es una mezcla de semillas de sésamo trituradas, tomillo y zumaque (unas bayas de color rojo oscuro que se pueden sustituir por pimienta) y no nos olvidemos del tahini o tahina, una pasta de sésamo muy utilizada en el hummus, el paté de berenjenas, para untar en tostadas, como base de otras salsas, etc.

Personalmente me encanta el sésamo y lo consumo muy a menudo, tanto el blanco como el negro, aunque hay más variedades de semillas. Si las compras crudas, se tuestan fácilmente en una sartén sin engrasar, sólo con el aroma que desprenden se abre el apetito. Para panes, dulces, guisos e incluso para rebozar, es una delicia que en nuestra cocina ya no puede faltar.




¿Es curativo el aceite de sésamo?


El aceite de sésamo ha sido usado desde tiempos remotos debido a sus reconocidas propiedades curativas. Especialmente el pueblo hindú y ello se pone de manifiesto en los Vedas, sus antiguos textos lo consideraba muy especial para tratar diversas infecciones virales y fúngicas.

Es un poderoso antioxidante y excelente antibacteriano, por lo que se recomienda para el tratamiento de diversas enfermedades.




Propiedades relajantes y curativas

Se conoce que el aceite de sésamo tiene propiedades relajantes pues ayuda a calmar el sistema nervioso. También mitiga la ansiedad, alivia la fatiga y brinda mayor fuerza y vitalidad.

Aryurveda

En el aryurveda el aceite de sésamo tiene un uso extendido en la curación de enfermedades crónicas tales como: hepatitis, diabetes y migraña, ya que contiene grandes cantidades de ácidos grasos y es rico en omega 6, calcio, magnesio, fósforo, vitamina B y vitamina E, lo que le confiere poderes terapéuticos importantes tanto para los adultos como para los niños.

Propiedades antibacterianas

Una de las sustancias presentes en este producto es el ácido linoleico, de ahí sus propiedades antibacterianas. Se le aconseja para tratar las infecciones, como gotas contra la sinusitis crónica, en forma de gárgaras para combatir el estreptococo, así como diversas bacterias que producen gripes. Si se le mezcla con el agua caliente del baño, sirve para prevenir las infecciones fúngicas.

Aplicaciones en la piel

El aceite de sésamo es famoso porque tiene propiedades humectantes, por lo cual se debe usar para tratar problemas de resequedad interna y externamente. Al contener zinc, ayuda a curar cualquier irritación cutánea. También es muy favorable para aplicar en la piel cuando se ha producido una quemadura doméstica o ha habido exposiciones exageradas al sol.

Se considera muy beneficioso para cuidar del cuero cabelludo, especialmente en las personas con pelo seco o que padecen de caspa. Si eres de los que frecuentan las piscinas durante el verano, debes saber que frotar tu piel y tu cabello con este aceite natural sirve como excelente protección contra los efectos del cloro.

Es muy útil para dar masajes pues ayuda a mantenerla suave y flexible. Además, te será muy útil si eres de piel grasa y propensa al acné, así como para combatir los poros tupidos y las espinillas. Por sus propiedades antibacterianas se le utiliza en el tratamiento de enfermedades asociadas a la resequedad severa, como lapsoriasis.

Artritis y osteoporosis

Otra de las propiedades del aceite de sésamo es que fortalece las articulaciones. Muchas personas mayores padecen de artritis y osteoporosis por el desgaste de la edad, lo que lleva a la degeneración de huesos y articulaciones y dolores severos. Este aceite ayuda a reducir el dolor y proporciona un gran alivio.

Bebés

A las mujeres que tengan bebés les agradará saber que el aceite de sésamo es muy beneficioso para mantener suave la piel de los pequeños. Muchos medicamentos y ungüentos tienen el riesgo de causar efectos secundarios, pero este producto natural es curativo y sin consecuencias paralelas.

Empléalo para tratar la dermatitis del pañal, basta masajear suavemente la zona afectada con este aceite. Además puede usarse en aplicaciones a la nariz y a los oídos, para combatir gérmenes comunes en la piel.

Una excelente elección el aceite de sésamo para tratar diversas enfermedades, ¿no? Te recomiendo explotar todas sus propiedades curativas pues, al ser un producto natural, fortalecerás tu salud y la de tu familia, sin exponerlos a riesgos innecesarios.




Semillas de sésamo para tratar los fibromas


El fibroma es un tipo de tumor benigno que se desarrolla en el útero y que puede llegar a afectar a más del 75% de las mujeres. Curiosamente, en ocasiones podría no llegar a presentar síntomas, pero en otras situaciones los fibromas pueden traer aparejados graves problemas para la salud.


En este sentido, las semillas de sésamo son un buen tratamiento para los fibromas, pues poseen un compuesto llamado lignano que inhibe el crecimiento de estos tumores.

Causas y síntomas del fibroma

Si bien no se sabe con certeza por qué se desarrollan los fibromas, se presume que se deba a causas hormonales, ambientales o genéticas principalmente, como pueden ser cambios en las células del útero, el exceso de producción de factores de crecimiento o el equilibrio anormal entre las hormonas de la progesterona y el estrógeno.

Aunque usualmente estos tumores no causan síntomas, a veces se da sensación de dolor en la zona pélvica, malestar en las piernas y espalda, presión sobre la vejiga o menstruación pesada.


Semillas de sésamo

Las semillas de sésamo conforman un alimento muy rico en nutrientes, entre los que se destacan la grasa saturada y poliinsaturada, proteínas e hidratos de carbono, además de unos compuestos naturales denominados lignanos, los cuales son convertidos en fitoestrogenos por las bacterias intestinales que resultan especialmente beneficiosos para tratar la fibrosis.
Estos fitoestrogenos, una vez producidos por el organismo, se unifican con los estrógenos naturales y complementan sus niveles hasta alcanzar un grado óptimo, pues el estrógeno descender durante la menopausia, aumentado el riesgo de desarrollar fibromas o padecer enfermedades como la osteoporosis y problemas cardiacos.

Recomendaciones sobre el sésamo

Una buena forma de consumir lignanos naturales y fomentar la producción de fitoestrogenos, es mediante las semillas de sésamo enteras o en forma de aceite, lo que además permitirá agregarlo a tus comidas y así añadirlo fácilmente a la dieta durante tu tratamiento del fibroma.

Pero como siempre te aconsejamos, lo mejor es planear con tu médico cuál es el mejor tratamiento, para asegurarnos de que el consumo de algún alimento o la forma de hacerlo, no resultarán perjudiciales para nuestro organismo.



Propiedades de las semillas de sésamo crudo

Si nos remontamos a tiempos inmemoriales veremos que ya desde entonces muchos pueblos, abarcando Medio Oriente y toda Asia cultivaban el sésamo. La razón es muy simple: esta planta posee propiedades que la hacen muy útil tanto en lo culinario como en lo medicinal. Su nombre científico es Sesamum indicum, crece anualmente para brindar hojas largas y semillas que añaden un sabor semejante al de la nuez a muchos platos orientales.

Valor nutricional
El sésamo contiene dos sustancias singulares: la sesamina y la sesamolina, que pertenecen a una familia de fibras cuyo consumo reduce el nivel de colesterol.

Es una fuente excelente de fitosteroles, compuestos con una estructura química semejante al colesterol, que disminuyen la presencia de este dañino elemento en el organismo. También fortalecen el sistema inmunológico y reducen el riesgo de contraer algunos tipos de cáncer.

Las semillas de sésamo crudo contienen una cantidad elevada de minerales: cobre, calcio, magnesio, zinc, hierro, fósforo y potasio. El cobre reduce las inflamaciones y los síntomas de las artritis reumatoides. Igualmente es muy beneficioso para fortalecer los vasos sanguíneos, los huesos y las articulaciones.

Al consumir este tipo de semillas, el organismo está ingresando un alto contenido vitamínico y proteico. Especialmente las vitaminas A y E, reconocidos antioxidantes.




Beneficios en la medicina

Almorranas:

Para tratar esta enfermedad se le toma en forma de tisana, que se prepara con las semillas molidas. Cuando hay sangramiento se toman las semillas con mantequilla.

Las semillas de sésamo poseen una interesante cantidad de proteínas, además de ser ricas en metionina, un aminoácido esencial. Las grasas que contiene son “grasas buenas”, es decir, grasas insaturadas, lo que junto a su contenido en lecitina las convierte en un alimento que contribuye a reducir los niveles de colesterol en la sangre.

Además, contienen diferentes minerales como el calcio, que interviene en la formación de huesos y dientes: 100 gramos de sésamo integral contienen 1.500 miligramos de calcio.

También posee hierro, que desempeña numerosas e importantes funciones en el organismo, y zinc, mineral que participa en el metabolismo de los hidratos de carbono, las grasas y las proteínas.

Las semillas de sésamo son ricas en fibra, aún más si se consumen de manera integra, por lo que su ingesta resulta beneficiosa para la regulación de la función intestinal, corrigiendo la constipación.

La forma más común de adquirir y consumir el sésamo es en forma de semillas. Éstas pueden estar ya incluidas en productos como barras de cereal, el pan tostado o en forma de galletas, o bien pueden añadirse a gran variedad de platos. Resultan exquisitas espolvoreadas sobre frutas (excepto cítricos), ensaladas y en platos de pasta o arroz, gracias al peculiar sabor y textura que presentan. La cantidad aconsejada es de 2 cucharadas soperas diarias de semillas integrales molidas.




Beneficios del sésamo


Son muy nutritivas y excelentes proveedoras de manganeso, cobre, calcio, magnesio, hierro, fósforo y zinc, entre otras vitaminas. Los nutrientes que posee pueden beneficiar tu actividad cardiovascular y respiratoria, así como protegerte de algunas enfermedades. Veamos entonces cuáles son los beneficios del sésamo.


Antioxidante


 Sus propiedades antioxidantes se deben a la presencia de un elemento llamado "ajonjolí de lignina" que favorece la producción de ácidos grasos y reduce el envejecimiento. El "fitato" es también un poderoso antioxidante que ayuda a inhibir el crecimiento de células cancerosas.


Prevención de la resaca


La sesamina contenida ayuda a que el hígado descomponga los efectos causados por el alcohol y todas las sustancias que generen una intoxicación en el cuerpo. Así que, luego de una noche de mucho beber te recomiendo que almuerces una ensalada con semillas de sésamo.


Tratamientos de belleza


 Recientemente se descubrió que el sésamo, tanto en semillas como en aceite, era utilizado en la antigüedad como producto de embellcimiento. Hoy por hoy, los expertos naturistas lo eligen como un fortalecedor para el cabello y un gran ingrediente para mantener la piel saludable.


Prevención del estrés


Si se consume con una regularidad determinada, las semillas pueden ser capaces dereducir la tensión debido a sus componentes químicos. Sus efectos apelan a reducir la fatiga y el insomnio, otorgando fuerza y vitalidad a aquellos que la consumen.


Alivia el estreñimiento


Su alto contenido de fibras ayuda a suavizar el funcionamiento del intestino, facilitando el proceso de eliminación de desechos.


Aliños bajos en calorías


Cuando se busca mantener el peso, el consumo de ensaladas no debe resultar aburrido ni tampoco escaso de sabor, se podrá disfrutar de las ensaladas eligiendo los aliños más convenientes porque algunas veces, aunque consumamos vegetales los aderezos con los que se los adoban tienen grasas y calorías que estropean la intención de comer en forma más saludable.


Las ensaladas son muy importantes en la alimentación, se deben aprovechar al máximo la enorme variedad de hortalizas, frutas y verduras que regala la naturaleza. La ensalada es un plato natural, fresco y además sabroso, que generalmente se sirve como un entrante delicioso, pero además se puede servir como plato independiente.

Los mejores y más saludables son los aliños que te muestro a continuación:

Salsa picante al sésamo:
2 cucharadas de aceite de girasol.
1 cucharada de aceite de sésamo.
1 cucharada de vinagre en el que han estado unos chiles en maceración.
1 cucharada de salsa de soja clara.


Aliño chino
100 ml de aceite de girasol.
4 cucharadas de salsa de soja.
3 cucharaditas de vino arroz tinto, en su defecto jerez seco.
1 diente de ajo machacado.
1 cucharadita de miel.
½ cucharadita de polvo 5 especias.




Propiedades del aceite de sésamo


El aceite de sésamo contiene tantas propiedades que hace años es utilizado como alimento y como cosmético en la medicina ayurvédica. Una de las tantas propiedades del aceite de sésamo es el favorecimiento del bronceado y la nutrición del sistema nervioso.


Para extraer el aceite de sésamo se tienen que procesar las semillas de sésamo en frío, y en caso de que lo compremos elaborado debemos comprarlo sin procesar, ya que este es el aceite de sésamo que contiene intactas todas las propiedades.
Las propiedades del aceite de sésamo son muchas, y entre ellas vale resaltar que su uso sobre la piel la revitaliza y es muy bueno en los tratamientos contra la flacidez. Cuando es utilizado como mascarilla para el pelo actúa contra la resequedad de éste y elimina las costras que quedan en el cuero cabelludo.
* Revitaliza la piel y se aplica en los tratamientos contra la flacidez.

* Muy útil en forma de mascarilla para el cabello cuando hay mucha sequedad o costras en el cuero cabelludo.

* Últimamente se está valorando mucho su eficacia como filtro solar ante las radiaciones UVB. Si además añadimos que favorece el bronceado natural y que hidrata la piel, ya tenemos la clave de su éxito cuando llega el verano.

* La medicina Ayurveda lo utiliza muchísimo ya que calienta, nutre el organismo y tranquiliza el sistema nervioso. Lo utilizan mucho como aceite de masaje y la verdad es que si además el aceite está tibiecito la experiencia es única.

* Para los pies fríos. Es curioso como masajear un par de minutos al día los pies con unas gotitas de este aceite nos ayuda a tenerlos calientes casi todo el día.

* Ideal para las grietas en manos y pies, sobre todo aquellas que relacionamos con la llegada del frío.

* A nivel externo también se usa mucho para dolencias reumáticas.

* El aceite de sésamo contiene fosfolípidos y lecitina y esto es vital para el pensamiento y la memoria ya que si el cerebro de una persona sana tiene entre un 20 a 25 % de fosfolípidos el de una persona con alguna enfermedad mental apenas suele llegar al 10 %.

* Algunos investigadores afirman que dichas grasas son de gran importancia para que nuestro cuerpo produzca la cantidad de hormonas de la juventud necesarias.

* Este aporte en lecitina y ácidos grasos poliinsaturados es muy interesante para luchar contra el colesterol.

* Su aporte de Magnesio es un factor añadido al fortalecimiento del sistema nervioso. Algunos autores afirman que ayuda a recuperar el ánimo en personas deprimidas o muy cansadas mentalmente.

* Alivia el dolor de oídos, sobre todo cuando tenemos la sensación de frío. Añadiremos un par de gotitas tibiecitas en cada oído. Si es un caso agudo mejor consultar al médico o especialista.




Aceite de sésamo para la depresión


En el día de ayer hacíamos referencia a un problema de salud mental muy común entre la población de varios países, la depresión, al punto de que la medicina no cesa de investigar sobre posibles curas y soluciones. En este caso se destaca el aceite de sésamo, un alimento muy útil y efectivo para mejorar nuestros estados de ánimo.
Según una investigación que se publica en la revista Psychopharmacology, consumir sésamo puede hacer la diferencia en la recuperación de una depresión. Los investigadores trabajando con ratones de laboratorio llegaron a la conclusión de que un compuesto presente en el aceite de sésamo, el sesamol, genera na respuesta en el organismo de recuperación de la depresión.
En algunos casos la depresión involucra un alto estrés oxidativo y la presencia de marcadores de inflamación. Los investigadores constataron que el sesamol actúa revirtiendo estos procesos, y por ende facilitando la recuperación del estado de ánimo y la salud mental del paciente.




Propiedades de las semillas de sésamo


Las propiedades de las semillas de sésamo nos benefician en gran medida, por eso es necesario que si todavía no las has introducido a tu dieta, lo hagas a la brevedad. Tienes que saber que las semillas de sésamo son oleaginosas conteniendo ácidos grasos insaturados, proteínas que son ricas en aminoácidos esenciales y también minerales.


Al contener ácidos grasos las semillas de sésamo mantienen la sangre fluida, por lo cual ayudan a que se disuelva en mejor medida el colesterol malo. Contiene lecitina que es un gran nutriente para las células cerebrales y también para los nervios ópticos. Se puede decir que la lecitina también ayuda a reducir y controlar el colesterol.

Las semillas de sésamo nos proveen calcio el cual contiene una gran absorción para el organismo. Nos ofrece fósforo y vitaminas B3 y E las cuales son antioxidantes naturales. Su consumo está especialmente recomendado para las mujeres que están embarazadas o que están pasando por la etapa de la menopausia.