Translate-Traductor

viernes, 16 de noviembre de 2012

DEJAR DE FUMAR

Todos sabemos que el tabaquismo o la adicción al tabaco puede perjudicar gravemente la salud al ocasionar enfermedades como el cáncer de pulmón, la bronquitis y el enfisema pulmonar.



Dejar de Fumar no es tan fácil para todas las personas...

Pero si Piensas que algunos cigarros al día no hacen daño a nadie, primero te pasaremos las lista de algunas enfermedades letales que puedas sufrir más adelante.

CÁNCER DE PULMÓN: El riesgo de adquirir un cáncer de pulmón es 5 a 20 veces mayor entre las personas que fuman y no fuman; ahora el porcentaje de la muerte por Cáncer de los pulmones en las personas fumadoras es de 80% a 85% .


CÁNCER DE LARINGE: Existe una fuerte alazo entre el cáncer de laringe y el consumo de cigarrillo, de un 84% de los casos en hombres se pueden atribuir al hábito de fumar. "Un porcentaje mu alto verdad"

CÁNCER DE ESÓFAGO: Entre 75% y 78% de los casos de cáncer de esófago se deben al mal Habito de fumar.

CÁNCER DE VEJIGA: La proporción de casos de cáncer de vejiga que es consecuencia de fumar varía entre 40% y 60% para hombres y 25% a 35% para mujeres.Ahora... he logrado llamar tu atención, te dejo algunos Tips para Dejar de Fumar

- Tener la voluntad o el propósito de dejar de fumar en una fecha límite, Llevar un registro

- Es importante evitar, eliminar o reducir los factores que tienen relación directa con este hábito, como ceniceros, pipas y encendedores, etc

- Hacer del hogar un sitio libre de humo de tabaco, para lo cual la familia de ayudar evitando fumar dentro de la casa ni siquiera los invitados.

- Analizar con detenimiento los elementos o situaciones que provocan volver a consumir cigarro ( estrés ), para evitarlas.

- Es muy importante contar con el apoyo y estímulo de la familia y amigos, pues varios estudios realizados, han demostrado que las personas que desean dejarlo, tienen mayor probabilidad si cuentan con ayuda.

-Cambiar las rutinas asociadas al hábito del cigarrillo y emprender nuevas actividades que permitan reducir la ansiedad que causa dejar de fumar, para lo cual, por ejemplo se puede tomar un baño de agua caliente, ir al gimnasio, leer un libro o buscar alguna distracción que contenga el deseo.

-Acudir con el médico o a un centro de apoyo contra el tabaquismo.

-Estar preparado ante situaciones difíciles, de tal manera que se eviten recaídas, como puede ocurrir ante la pérdida de un ser querido.
Aquellas personas que dejan el cigarrillo aprecian de inmediato una serie de beneficios en su organismo como son la disminución de la presión arterial, una reducción de las probabilidades de sufrir un ataque al corazón, un mejoramiento del sentido del olfato y del paladar, entre otros y así sucesivamente el cuerpo se desintoxica y mejora gradualmente.

Se calcula que a los diez años de haber abandonado el hábito, el cuerpo casi se ha rehabilitado por completo. ¿Por qué no dar ese primer paso de inmediato? Existen varios remedios caseros y recomendaciones naturales que ayudan a dejar definitivamente este vicio. A continuación, algunos de ellos:




Remedios naturales

1: Confeccionar cigarrillos con hojas secas de árnica o de salvia, ya que, ambas plantas presentan un efecto antagonista del tabaco, que ayudará a dejar de fumar y además, en el caso de la salvia, ayuda a habilitar las vías respiratorias.

2: Consumir a diario un diente crudo de ajo, ya que rehabilita las lesiones que ocasiona la nicotina en diferentes zonas del organismo.

3: Lavar y cortar en pedazos pequeños una raíz de jengibre. Masticar, con lentitud, cada vez que se sienta ganas de fumar. Sin embargo, este remedio no debe ser realizado por personas con problemas de presión arterial alta, úlcera gástrica o por embarazadas.





4: Masticar semillas de uva, ya que, su sabor, reduce el deseo de fumar.

5: Tomar un baño caliente todas las noches mitiga la irritabilidad que causa la abstinencia al tabaco.

6: Masticar un trozo de zanahoria y, luego, chupar un trocito de canela en rama.



7: Tomar algo helado. Una vez se deje de fumar, puede que la persona sienta su boca pastosa, o le duela la garganta, las encías o la lengua, En estos casos, puede tomar agua helada o un jugo de fruta con bastante hielo.

8: Tomar el jugo de medio limón durante tres días. Luego, realizar lo mismo pero con un limón entero durante seis días. Luego tomar el jugo de un limón y medio durante diez días. Practicar este remedio sólo por 19 días consecutivos. Este remedio ayuda a combatir el deseo de fumar, pero no debe ser realizado por personas con problemas en el hígado o con úlceras.










Consejos, recomendaciones y trucos

Para reducir al mínimo los síntomas de abstinencia y no subir de peso, se recomienda poner en práctica los siguientes pasos.

Cambiar de marca. Pocas semanas antes de iniciar el proyecto de dejar de fumar, se recomienda cambiar a una marca que contenga menos nicotina que la que se fuma. Igualmente, resulta útil no inhalar profundamente, pues ello anula el propósito.

Fumar medio cigarrillo. Se aconseja fumar la mitad de cada cigarrillo; o hacerlo sólo durante ciertos momentos del día; o establecer un límite cada vez más bajo en la cantidad diaria que fuma. Cuando se haya reducido a cinco o seis cigarrillos, dejar de hacerlo totalmente.





Realizar ejercicio para controlar las alteraciones de humor que causa la abstinencia a la nicotina y evitar, a la vez, subir de peso cuando se deja de fumar. Se puede aumentar la cantidad de ejercicio aeróbico. Si se camina 20 minutos tres veces por semana, puede incrementar a 30, o seguir con los 20, pero cuatro veces por semana.

Tomar, una vez por semana, el dinero ahorrado de no comprar cigarrillos y gastarlo en algo que se quiera. Es importante al tratar de dejar de fumar, procurar realizar algunas actividades agradables como ir de compras, ir al cine, entre otros, dentro del periodo de transición, de tal manera que no se sienta privación alguna.

Comer sensatamente entre horas. Se recomienda tener muchos tentempiés de pocas calorías a la mano como frutas, vegetales crudos cortados, paquetes pequeños de pan sin levadura, leche descremada o chicle sin azúcar, ya que de esta forma, se podrá comer más sin subir de peso. Sin embargo, se recomienda no comer automáticamente, se puede probar beber un refresco sin calorías, o, mejor aún, agua con un popote.

Usar la imaginación. Para contrarrestar los síntomas de la abstinencia, puede imaginarse en un lugar tranquilo y agradable. Igualmente, puede relajarse respirando de la siguiente forma: inhalar profunda y lentamente, contar hasta diez y exhalar. Repetir cinco veces.

Evitar, principalmente en las primeras semanas, situaciones que se asocien con los cigarrillos, como por ejemplo, el alcohol y otros fumadores.


TERAPIAS ALTERNATIVAS 
PARA DEJAR DE FUMAR

Estos son remedios naturales que se han explorado para ayudar a la gente a dejar de fumar.

1) La acupuntura
La acupuntura es una terapia comúnmente utilizado para ayudar a las personas a dejar de fumar. Las agujas de acupuntura utilizados suelen ser de pelo fino, y se insertan en diversos puntos de la oreja, donde permanecen durante unos 20 minutos. Un estudio en el 2006 analizó 24 ensayos controlados con placebo sobre la acupuntura, la acupresión, la terapia con láser o la electroestimulación para dejar de fumar. No hubo pruebas consistentes de que estas terapias son eficaces para dejar de fumar. Los investigadores, sin embargo, concluyeron que se necesitaba más investigación debido a que el mal diseño de muchos de los estudios hace difícil sacar una conclusión. Un estudio que incluyó a 141 personas encontró que la acupuntura más la educación para dejar de fumar era cuatro veces más eficaz que la acupuntura sola.





2) Lobelia
La hierba lobelia ( Lobelia inflata ) ha sido utilizada para ayudar a la gente a combatir los efectos de la abstinencia de la nicotina y se encuentra en muchos productos contra el tabaco. 

El ingrediente activo de la lobelia es la lobelina, se cree que tiene acciones similares en el cuerpo como la nicotina. En 1993, sin embargo, los EE.UU. Food and Drug Administration (FDA), prohíbe la venta de ciertos productos comercializados con lobelia para ayudar a la gente a dejar de fumar. Según el informe, la razón fue porque la evidencia demostró que no eran eficaces. 

Más tarde, la investigación ha demostrado que la lobelina puede aumentar los niveles del neurotransmisor dopamina en el cerebro similares a los cigarrillos. La dopamina influye en el estado de ánimo y produce sensación de placer. 

Todavía no hay evidencia, sin embargo, que muestren que los suplementos de lobelia ayuda a las personas a dejar de fumar. Lobelia es una hierba potencialmente tóxica, y no debe utilizarse a menos que sea bajo la supervisión de un profesional de la salud calificado. 

Puede causar sequedad de boca, sudoración profusa, náuseas, vómitos, diarrea, temblores, taquicardia, confusión, convulsiones, coma, y en dosis más grandes, incluso la muerte. 

Las personas con enfermedad cardíaca, presión arterial alta, enfermedades del corazón, la sensibilidad del tabaco, la parálisis , convulsiones, dificultad para respirar, o que se están recuperando del shock no deben tomar esta hierba. Las mujeres embarazadas y lactantes y los niños tampoco deberían tomar lobelia.







3) Hierba de San Juan
A pesar de que la hierba de San Juan ( Hypericum perforatum ) se usa principalmente para la depresión, hay un poco de investigación preliminar sobre esta hierba para ayudar a las personas a dejar de fumar. 

En un estudio piloto, 24 personas que fumaron 1 o más cigarrillos al día recibió de hierba San Juan ( cápsulas de 450 mg, 2 veces al día), además de consejería para dejar de fumar. Después de 12 semanas, el 37,5% o 9 de cada 24 personas habían dejado de fumar. 

Otro estudio piloto encontró algún efecto, pero los resultados no fueron de larga duración. Veintiocho fumadores fueron aleatorizados para recibir la hierba de San Juan (300 mg una o dos veces al día), ya sea una o dos veces al día durante una semana antes de dejar de fumar y continuó durante 3 meses después. 

Además, todos los participantes recibieron la motivación / conductual de apoyo. A los 3 meses, 18% continuaba sin fumar. 

En un seguimiento de 12 meses, fue del 0%. Ningún estudio fue controlado con placebo, por lo que no puede ser utilizado como evidencia. 

A pesar de que la Hierba de San Juan parece ser bastante seguro cuando se toma solo, puede interferir con la eficacia de los medicamentos con receta y de venta libre, tales como antidepresivos, medicamentos para tratar infecciones por el VIH y el SIDA, las drogas para prevenir el rechazo de órganos en pacientes trasplantados, y los anticonceptivos orales. 

La Hierba de San Juan no se recomienda para mujeres embarazadas o en lactancia, niños, o personas con trastorno bipolar, enfermedad hepática o renal.





4) El ginseng



Se ha demostrado que el ginseng puede impedir la liberación inducida por la nicotina del neurotransmisor dopamina. 

La dopamina es lo que hace que la gente se sienta bien después de fumar y es parte del proceso de adicción. Aunque intrigante, ningún estudio hasta la fecha ha examinado si los suplementos a base de ginseng puede ayudar a la gente a dejar de fumar.5) La hipnoterapia

Dos estudios tuvieron resultados prometedores. En 2006, un estudio piloto examinó el efecto de la hipnoterapia (una visita por semana durante 8 semanas) o ningún tratamiento (personas que fueron puestas en una lista de espera). 

Después de 8 semanas, el 40% se había abstenido de fumar. A los 12 meses, el 60% se había abstenido, y en 26 semanas, la tasa de abstinencia fue del 4%. 

En el segundo estudio, los investigadores analizaron 12 estudios de hipnosis que informaron los resultados por género y encontró que las probabilidades de lograr la abstinencia de fumar eran 1,37 veces mayor para los hombres que en las mujeres participantes.

6) AROMATERAPIA: 
puedes usar aceite esencial de clavo de olor (y hasta masticar un clavo de olor cuando sientas deseos de fumar!!) Puedes usar MANDARINA o NARANJA en un difusor ambiental, ya que ambas esencias tienen propiedades relajantes, calmantes y sedantes. Nos ayudarán sobretodo a calmar el nerviosismo y la irritabilidad que acompañan la desintoxicación del tabaco.

Los aceites esenciales de melissa, tilo, geranio y verbena, resultan una combinación excelente para reducir el estrés, la ansiedad y el nerviosismo a la hora de ir a dormis (y asi evitar encender el ultimo cigarrilo del dia, y quizas, el primero de la mañana!!)

7) INFUSIONES NATURALES:
de jengibre y clavo de olor… y tambien de diente de leon, cola de caballo y Llanten.


8) FLORES DE BACH: 

También son una alternativa muy eficaz a la hora de soltar este vicio… Nos cuenta Maria Gabriela su experiencia con las Flores, que la llevo, de fumar medio atado de cigarrillos por dia, a dejarlo por completo “yo me hice hace 9 años atras las flores de bach MIMULUS, IMPATIENS, ROCK ROUSE, RESCUE REMEDY, toma la medida del gotero a la mañana, tarde y noche, sublingual y entre mañana y tarde 4 gotas sublinguales y entre la tarde noche igual. Ante la necesidad de fumar dos gotas sublinguales cada 10 minutos hasta 3 veces”

9) REIKI
El reiki te puede ayudar a bajar la ansiedad. A tranquilizarte y a pasar mejor el sindrome de abstinencia de la nicotina.
Si lo combinas con terapia floral mucho mejor.

AVISO: Recuerde que la administración oral de cualquier preparado (incluidos los herbarios) debe ponerla en conocimiento de su especialista médico por si hubiere posibles interacciones o contra-indicaciones con otros medicamentos que Ud. pudiera estar tomando.