DIETA DESENGRASANTE DE URGENCIA

Nuestro organismo pide a gritos una tregua tras tanta comida copiosa. 

Para recuperarlo, Rubén Bravo, experto en nutrición del Instituto Médico Europeo de la Obesidad (IMEO), sugiere que sigamos la Dieta de los Días Alternos, de la que es autor. 

"Se divide en tres fases pero, para estos casos, recomendamos realizar durante dos o tres semanas sólo la primera de ellas". 

De esta forma, podríamos llegar a perder "los tres o cuatro kg que hayamos podido aumentar durante las fiestas". 

NUEVO ESTILO DE VIDA

El objetivo de la primera fase no es tanto perder peso, "sino introducir nuevas pautas alimenticias que nos ayuden a vivir más y mejor". 

DÍAS DEPURATIVOS 

Tras el desmadre navideño, lo ideal sería limpiar nuestro organismo lunes, miércoles y viernes con "caldos de verdura y zumos de naranja, zanahoria o mandarina para comer y cenar». 

Frutos secos, yogures, avena y queso fresco completarían esta dieta détox a la hora del desayuno o la merienda. 

DÍAS DE RÉGIMEN 

Martes y jueves serían las jornadas dedicadas a modificar nuestra forma de comer, apostando en el almuerzo y en la cena por "verduras y alimentos hipocalóricos, ricos en proteínas saludables, como los pescados a la plancha". 

Para desayunar, Bravo recomienda tomar "biscotes de pan tostado integral con tomate triturado y dos lonchas de jamón serrano o ibérico". 

A media mañana y por la tarde, podríamos comer "unas nueces, una pieza de fruta y un yogur desnatado". 

DÍAS SOCIALES 

El fin de semana sería el momento ideal para permitirse un pequeño capricho como tomarse unas lentejas con chorizo o una onza de chocolate negro.